Historia

Andacollo cuenta con una historia minera que se remonta a la época prehispánica y a partir del siglo XVI. Se inicia la tradición mariana que tiene como pilar la devoción y veneración de la Virgen del Rosario y como fiestas en su honor las celebradras en los meses de Octubre y Diciembre de cada año, en las que se congregan alrededor de 80.000 y 120.000 fieles respectivamente. Esta situación hace que la actividad turística se presente marcadamente estacional y, como en toda región, preferentemente en verano.

En cuanto a recursos turísticos se refiere, los atractivos naturales de la comuna están representados por caminos pintorescos, cerros de gran altitud, formaciones vegetales, quebradas, lugares de observación de flora, lugares de observación del hemisferio sur celeste y lugares de belleza esc√nica. Entre los atractivos culturales destacan obras de ingeniería minera, fiestas religiosas, artesanía y arqueología.

Bajo este escenario, la Municipalidad de Andacollo impulsando el desarrollo de la actividad turística en la comuna, el año 2002 postuló al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (F.N.D.R.) el proyecto denominado “Construcción de Observatorio Astronómico – comuna de Andacollo” en conjunto con el Servicio Nacional de Turismo SERNATUR.

Climatología

Por su ubicación, Andacollo presenta excelentes condiciones climatológicas para la observación de los cielos, contemplando más de 300 días despejados al año, Además de tener poca contaminación lumínica debido a la poca cantidad de luz que se consume en la comuna.

Lamentablemente desde principios de este siglo y por primera vez en la historia de la humanidad, la visión nocturna de nuestro firmamento está siendo amenazada, sin apenas darnos cuenta, por la creciente iluminación de los asentamientos urbanos. La contaminación lumínica sobre los cielos de los pueblos y ciudades de Chile nos impide contemplar uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza.

La causa principal de este fenómeno, sin lugar a dudas, es el uso en la red eléctrica pública de luminarias que no tienen pantallas correctamente diseñadas con la finalidad de enviar la luz a donde se necesita e impedir la dispersión de la luz hacia el cielo por encima del horizonte.

El observatorio se encuentra inscrito y participa junto con La Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile – OPCC